Que es una idea de negocio

Idea de negocio

A lo largo de nuestra vida, tanto si estamos pensando en emprender como si no, alguna vez se nos ha ocurrido una idea de negocio millonario cuando hemos estado conversando con amigos, familiares o simplemente reflexionando estando a solas.

Incluso una vez leí en un libro que a todo el mundo se le ocurre una idea millonaria viable a lo largo de su vida, solo que un porcentaje muy reducido de personas tiene el valor de luchar por desarrollar esa idea y hacerla realidad.

Cuando estamos dentro de un proceso de emprendimiento, la generación de ideas es mucho mayor hasta el punto de llegar a ser peligrosa debido a que puede hacernos perder el foco para trabajar y desarrollar en esa idea en la que llevamos un tiempo trabajando.

Pero… ¿en realidad es tan importante la idea? ¿Debemos tener miedo de contarla? ¿Cómo convertir esa idea en un negocio real? Todas estas cuestiones serán las que desarrollaremos a continuación.

¿Qué es una idea de negocio?

Previamente a desarrollar cada una de las preguntas planteadas anteriormente debemos tener claro qué es la idea de negocio.

Una definición básica de idea de negocio es el producto o servicio que quieres ofrecer al mercado por el cual conseguirás atraer y captar clientes, y por tanto conseguirás obtener ingresos.

El primer paso para desarrollar dicha idea será cambiar el concepto de idea de negocio por propuesta de valor. La propuesta de valor es lo que tu presentas al mercado, es decir, se centra en las características de tu producto o servicio y como estas resolverán los problemas o crearán alegrías en tus clientes potenciales.

Cuando presentas tu propuesta de valor al mercado deberás de ir cambiándola o modelándola en función del feedback que vayas recibiendo y de este modo ir perfeccionando dicha propuesta de valor.

Debido a esto debes siempre tener algo muy presente. No debes enamorarte de tu idea, porque que dicha idea funcione o no no dependerá de ti y de lo que tu creas, sino de la respuesta del mercado.

De esto podemos sacar 3 conclusiones importantes en cuando a la idea de negocio:

  • Nuestra primera propuesta de valor nunca será definitiva, ni de lejos, y deberemos ir moldeándola constantemente
  • La idea no es lo importante, sino la ejecución. Si la idea es muy buena pero no eres capaz de ejecutarla y testearla en el mercado, de nada servirá.
  • Emprender es un proceso de ensayo – error constante, no un evento. Por tanto, debemos tener claro que independientemente de lo buena que sea la idea, siempre te costará tiempo y esfuerzo conseguir hacerla realidad.

Ejemplo de idea de negocio y propuesta de valor

La mejor forma de terminar de entender e interiorizar un concepto es un ejemplo y para este caso utilizaremos una empresa ya establecida y muy conocida por todos como es Airbnb.

  • Ejemplo de idea de negocio: Una plataforma que une caseros e inquilinos, que genera beneficios cobrando una comisión por cada transacción que se realice y atrae público a través de publicidad online.
  • Ejemplo de propuesta de valor: Una plataforma donde los caseros pueden encontrar inquilinos y viceversa, donde ambos pueden puntuarse en base a la experiencia obtenida en el servicio y donde el pago se efectúa de forma totalmente segura a través de dicha plataforma.

Diferencias entre la idea de negocio y la propuesta de valor

A pesar de que las diferencias pueden ser mínimas es importante tenerlas claras durante tu proceso de empredimiento. De forma resumida, estas son las diferencias entre ambos conceptos:

  1. La propuesta de valor es esa primera idea que lanzamos al mercado y que vamos modelando en función del feedback obtenido. La idea de negocio es esa idea perfeccionada y acabada tras haber lanzado, probado e iterado con el mercado objetivo.
  2. La propuesta de valor se integra dentro de la idea de negocio en el plan de empresa. Esto nos lleva a la conclusión de que antes de presentar la idea de negocio en el plan de empresa debemos presentar nuestra propuesta de valor al mercado y perfeccionarla.

Cómo se puede observar, la diferencia es muy sutil, pero tener esto claro nos permitirá probar esa primera idea con el mercado, ver como encaja y modificarla en base a la retroalimentación de los posibles clientes potenciales.

¿Qué tan importante es la idea?

A diferencia de lo que la mayoría de personas piensan, la idea no determina el éxito de tu negocio. Esto se debe a que la mayoría de ideas cambian al enfrentarse al mercado y por tanto no acaban de ser nunca como fueron pensadas en un principio.

En base a esto aparece el concepto de Producto Mínimo Viable, el cual debe entenderse como esa idea modelable que vas modificando en función de la ayuda del mercado y existen 2 factores por los que tu producto mínimo viable puede llevarte al fracaso:

  • Por no tener un primer Producto Mínimo Viable y no enfrentarlo a tiempo al mercado para obtener feedback.
  • Por enamorarte de él, ya que esto puede llevarte a resistirte a modificarlo en los momentos en los que el mercado te sugiera un cambio.

¿Debería contar mi idea de negocio?

La respuesta es… SI! Y es que uno de los grandes miedos de los emprendedores es contar su idea de negocio a los demás por miedo a que otro puedan robártela.

La realidad es que no tienes que tener miedo, sino al revés. Contar tu idea de negocio te puede servir para obtener feedback de los demás. Eso sí, no vale con contarle tu idea a cualquiera.

Con esto quiero decir que deberías contársela a gente con experiencia, gente que consideres inteligente o sabia, y/o gente que conozca el sector al que quieres adentrarte, ya que estas personas podrán ayudarte con aquello que quieras saber.

¿Por qué no contársela a otro tipo de personas? Simplemente porque si ellos no tienen el conocimiento, la experiencia o simplemente se encuentran en su zona de confort donde el emprendimiento es algo que nunca se han planteado, para ellos puede que desarrollar esa idea sea algo imposible o una mala idea, y esa será la idea que te podrán transmitir, algo que sin duda no te será de gran ayuda.

¿Y si me roban la idea? Quizás puedas tener este miedo y se puede entender. Pero antes de pensar en ello piensa que las personas tienen sus propios problemas, sus propias ideas y sus propios planes para desarrollar dentro de nuestro limitado tiempo, por lo que en la mayoría de los casos se encuentran inmersos en sus asuntos y no tienen tiempo para ponerse a desarrollar las ideas de otros.

Una vez tengas claros todos los conceptos que giran en torno a la idea de negocio, el siguiente paso será con más detalle cómo se crea una propuesta de valor. Si quieres saber más haz clic en el siguiente botón.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario